Darío Villanueva: "El problema está en confundir gramática con machismo" – Economía y Negocios online


Director de la Real Academia Espaola:


Daro Villanueva: « El problema est en confundir gramtica con machismo »mircoles, 18 de julio de 2018



Iker Seisdedos La Nacin de Buenos AiresCulturaEl MercurioPolmica ha causado en Espaa la peticin del gobierno a la institucin acadmica para que revise el lenguaje de la Constitucin del pas y volverlo ms inclusivo. Ac, sus descargos ante la situacin.


Daro Villanueva, director desde hace cuatro aos de la Real Academia Espaola (RAE), est en medio de la tormenta que desat la renuencia de la RAE a abrazar el lenguaje inclusivo en la Constitucin. La RAE, una institucin con tres siglos de antigedad, es acusada de ser demasiado conservadora y poco inclinada a adaptar el idioma a las realidades de la igualdad de gnero. « El problema est en confundir gramtica con machismo », dice Villanueva. « Las lenguas se rigen por un principio de economa; el uso sistemtico de los dobletes, como miembro y miembra, acaba destruyendo esa esencia econmica. Las falsas soluciones, como las que proponen poner la letra e en lugar de la o y la a, me parecen absurdas, ridculas y totalmente inoperativas », agrega a pocos das de que la vicepresidenta del gobierno socialista espaol, Carmen Calvo, anunci en el Congreso que pedira un informe a la RAE para adaptar el texto de la Constitucin espaola a un lenguaje inclusivo.

Consultado telefnicamente, Villanueva lamenta que Calvo haya echado « toda la artillera » en pblico y que an no se hubiese puesto en contacto con l. Cuenta que la gestin en el interior de la RAE tendra un pronunciamiento en octubre. « El cambio de la Constitucin es muy difcil; francamente, lo veo como una serpiente de verano. La reaccin de Arturo Prez-Reverte -que tuite que dejara la RAE si prosperara la iniciativa-, puso la venda antes de la herida y no ha ayudado al sosiego. No se conoce un caso de nadie que haya abandonado la institucin y no est en cuestin el carcter vitalicio del cargo de acadmico », agrega.

-Es consciente de que una parte de la sociedad ve a la RAE como una institucin incapaz de responder a los retos de una sociedad que cambia?

« Lo soy, pero los tpicos son muy difciles de desmontar. El diccionario no es elstico; hay que hacer una seleccin. Porque el diccionario es de todos. Tambin hay una razonable demora temporal. Y hay palabras « globo », que se usan, se hinchan y desaparecen. No estamos desfasados. Es que tenemos que ir por detrs de la sociedad. La academia no inventa, no propone, no impone, no induce el uso de las palabras, sino que recoge las que la sociedad genera. Es un problema sin solucin ».

-Estn las palabras ms cargadas de ideologa que antes?

« La correccin poltica es una forma de censura perversa, que no procede del partido, del gobierno ni de la Iglesia. Es una censura difusa, que no sabemos muy bien de dnde viene y segn la cual hay cosas que no se pueden decir. Exigen que se retire del diccionario una determinada palabra. Cada grupo dice cul es la palabra que no quiere que est en el diccionario, cuando si estn es porque la gente las usa. La embajada de Japn protesta porque en el diccionario est kamikaze. Incomoda a los jesuitas, jesutico, en su acepcin de hipcrita. Esto no tiene fin. Llegan todos los das peticiones. La ltima, que hay que retirar la palabra racional, porque es una ofensa a los seres irracionales ».

-Ms all de esos ejemplos caricaturescos, atienden las peticiones feministas?

« Pongo esos ejemplos porque por esa pendiente no hay freno. Pero atendemos las cosas con sentido, claro. Hace poco hemos hecho una modificacin en la quinta acepcin de la palabra fcil. « Dicho de una mujer que se presta sin dificultades a mantener relaciones sexuales ». Ahora habla de una persona. Por qu? Desde hace 30 aos, con el cambio de hbitos, hemos encontrado ejemplos de empleo de la palabra referidos a hombres ».

-Entonces no la cambian porque consideren que est mal, sino por esos ejemplos.

« Lo hacemos segn la documentacin que tenemos. Algunos dentro de la RAE consideraron, con un tono bastante poco propio de un acadmico, que fue ‘bajarse los pantalones’. Pero no es sino responder a la propia evolucin de la lengua. No estamos encerrados en Numancia de una manera heroica. Ahora bien, lo que no haremos ser retirar una acepcin porque a alguien le moleste. El problema es hacer un diccionario solo de palabras bonitas. Las palabras sirven tambin para ser un canalla ».

-Erraron al imprimir 50.000 ejemplares del ltimo diccionario? Apenas se han vendido 18.000 y ahora se ven obligados a mandarlos a frica…

« Las previsiones hechas sobre los datos del diccionario anterior, de 2001, fueron un error de clculo. Pero no es nuestro solo, todos los diccionarios de las grandes lenguas han visto esa cada ».






 Imprimir Noticia  Enviar Noticia



Source Article from http://www.economiaynegocios.cl/noticias/noticias.asp?id=488284
Sopurce : Nacional: Google Noticias